Lanzarote Solidario

Recuerda el pasado porque es tu historia, sueña con el futuro porque es tu oportunidad, disfruta con el presente porque es tu realidad (Anonimo)

Hola a todos

De vuelta de las Navidades afrontamos este nuevo año con mucha ilusión y con gran cantidad de nuevos proyectos, algunos de los cuales ya son una realidad.

Hoy me gustaría dedicar este post para hablar de uno de esos proyectos que ya han empezado “a rodar” de la mano de su creador y “Alma Mater”, Emilio ML, el IM Lanzarote. Es un proyecto que personalmente me encanta, creo que la combinación: Persona – reto – objetivos es perfecta.

Emilio_Solidario

Para Emilio no es algo nuevo el hacer de su esfuerzo una causa solidaria, el año pasado ya lanzó su primer Reto Solidario en un Triatlón (Ironman 70.3 de Barcelona) en el que se propuso recaudar 5.000€ para escolarizar a niños en Kenia… y como todo lo que se propone lo consiguió.

Animado por el éxito este año ha querido mejorar su apuesta lanzándose a por el Full IM y para esta ocasión ha decidido que Run4Smiles sea el beneficiario. Los dos proyectos que ha elegido son:

  • Una Ayuda técnica: Silla Quickie
  • Tratamiento de Larga Duración: Tratamiento anual de Fisioterapia

El reto no va a ser fácil, pero desde Run4Smiles no tenemos ninguna duda que Emilio va a darlo todo para ser FINISHER pero sobre todo para sacar una sonrisa en la cara de los niños más necesitados.

Si quieres seguir la progresión de Emilio puedes hacerlo desde Twitter (@LJPB1980) o directamente en Facebook (https://www.facebook.com/yotambiencorroporeugenia/

Anímate a colaborar con Emilio a conseguir la sonrisa de un angel, entra en el reto solidario y haz tu aportación (pincha aquí)

#EmiliotbcorreporEugenia

Un abrazo
NG

Anuncios

A las puertas

El que deja de ser mejor a cada paso simplemente deja de ser bueno (Oliver Cromwell)

Hola a todos

Pues sí, ya estamos a escasos días de lanzarnos a correr en el primer reto del año… por fín!, se ha hecho larga la espera pero la carrera ya está a la vuelta de la esquina.

Durante estas semanas hemos recibido muchas inscripciones de corredores solidarios que quieren unirse al equipo R4S, los “viejos roqueros” con ganas de volver a disfrutar de la quedada y la carrera, y los nuevos con muchas ganas de debutar y disfrutar corriendo con la camiseta R4S.

Nosotros estamos deseando que llegue el día para poder veros a todos y hacernos la foto de rigor. Como viene siendo costumbre, la semana antes de la carrera (semana que viene) os enviaremos un mail a todos los que nos habéis mandado la inscripción donde os indicaremos el lugar y hora de la quedada para todo el que quiera se pueda acercar a charlar antes de la salida, ya sabeis que no es obligatorio. Como siempre la idea es muy sencilla, conocernos los nuevos, saludarnos de nuevo los veteranos y hacernos la foto de equipo. Si adicionalmente encuentras a alguien dispuesto a correr a tu ritmo pues mejor, siempre es más entretenido correr con alguien y más si se comparte camiseta y objetivo.

Si estás apuntado, quieres unirte al equipo y salir en la foto ya sabes, sólo tienes que reenviarnos la inscripción a la carrera a werun4smiles@gmail.com y te enviaremos un mail con el lugar de quedada, así de fácil. Si quieres participar pero no te has apuntado… aun estás a tiempo, entra en http://www.carrerasolidariabbva.com y sigue las instrucciones, pero no te olvides de enviarnos la inscripción!

Próximamente os avisaremos de la horario de apertura de la feria del corredor y cualquier otra información adicional que pudieramos tener.

Un abrazo

NG

 

TRILIMIT

“Nada pensando que ya descansarás en la bici, pedalea pensando que ya te relajarás cuando te bajes a correr, corre pensando que solo puedes parar en meta.”

 

Viernes 10 de abril

Se acerca el gran día, salgo de clase y el gusanillo ya empieza a apretar. Mi hermano me está esperando en casa, todo preparado, lo único que pienso es como vamos a meter las dos bicis en mi coche. Maleta, neopreno, casco, bici, repaso todo antes de salir, no falta nada. Veo llegar a Jaime, tras su característico saludo de ¡Qué pasa hermana! , nos abrazamos, las ganas a flor de piel. Sabemos, aunque no lo hemos hablado, que no me lo he preparado como es debido, alguna que otra duda rondan mil cabeza pero las ganas son tales que no importa. Acabaré y llegaré con mi hermano a la meta, siempre ha sido ese el objetivo.

Tras bajar todo lo que tenemos que llevar, el rompecabezas empieza, maleta por aquí, rueda por allá, envuelve el cuadro de la bici para proteger el cambio, no te olvides de meter el neopreno que aunque el Ebro no es el agua de Galicia la temperatura no será muy diferente… Jaime se ocupó de ello. Ya está todo, por delante 560 km hasta el Deltebre. Mañana corremos el Trilimit.

 

Sábado 11 de abril

Abro un ojo…corremos a las 15h, guay porque por una parte no madrugamos pero por lo malo es que la espera se hará dura. Por la mañana toca ir a recoger el dorsal, chip y a las 12 tenemos la reunión para ultimar detalles del recorrido. ¡Nadamos a favor de corriente! La natación es la disciplina que peor llevo, es lo típico, pero en mi caso había nadado muy poco. En fin, nos damos un paseo por la rivera del rio para saber por dónde vamos a nadar y sobre todo para saber dónde vamos a hacer las transiciones. ¡Que ganas!

Corre, corre, que se acercan las 15 y tenemos que comer. Creo que somos los más amateurs de toda la carrera porque todo el mundo va preparado con sus tuppers de pasta y nosotros pensando en que vamos a comer. Estoy tranquila a pesar de todo, sé que Jaime corre conmigo y que voy a acabar. Nos vestimos y ya las ganas se convierten en nerviosismo, ahora lo importante es no olvidarse nada. Realmente nunca fui consciente de la cantidad de km que me esperaban, sabía que eran 51.5 km pero yo los veía como partes diferentes y cada deporte me divertía por lo tanto no eran tanto. Una vez cogido todo, nos ponemos en camino para hacer el check-in, el momento había llegado.

Con los nervios se me olvidó coger el DNI (para poder dejar y recoger la bici tienes que presentarlo) pero al vernos igual vestidos a Jaime y a mí nos dejaron pasar. Cuento esto porque tuvo que guardarlo en boxes junto con la llave del hotel, para que al acabar pudiéramos ir a la habitación a recoger mi dni y hacer el check-out. Para que no perderlos los metió dentro de las zapatillas.

Como ya he dicho antes nadábamos a favor de corriente, esto hacia muuucho más fácil esta disciplina. Tuvimos que remontar el rio 1500 mts descalzos puesto que nos íbamos a tirar al agua e íbamos a llegar justo a los boxes para coger la bici. Durante el recorrido hablábamos de todo y de nada pensando sobretodo cual iba a ser la estrategia durante la carrera, estaba claro, el nado cada uno se busca la vida, el resto juntos. No me daba miedo, me apetecía nadar y enfrentarme a eso que todo el mundo dice que siente cuando nada en un triatlón por primera vez.

La espera no fue muy larga, decidimos comprobar la temperatura del agua antes de empezar y lo que nos temíamos el agua estaba gallega. No importaba ya no había vuelta atrás, la salida era desde el agua, todos a la vez.

Las tres… comienza el trilimit

Me habían hablado de la sensación que iba a tener nadando, me habían dicho que era un agobio ver que todo el mundo chapoteaba a la vez, que me darían patadas, que no iba a poder respirar y que iba a tragar un montón de agua, pero no había pensado que iba a hacer en ese caso. Literalmente me entró un ataque de ansiedad, no era capaz de realizar una brazada seguida sin tragar agua, me agobié muchísimo y lo único que se me ocurrió fue dejarme llevar por la corriente. Me puse boca arriba para poder respirar y gracias al neopreno podía flotar sin ningún esfuerzo. No recuerdo el tiempo que estuve así, tal vez hasta que noté que ya el agua a mi alrededor estaba más tranquila. Llegado este momento me gire y nade muy tranquila, a mi ritmo, brazada tras brazada y me decía vamos,vamos,vamos…. Nadar a favor de la corriente prácticamente redujo a la mitad la distancia, fue una suerte, fue clave.

Salí del agua un tanto abrumada, es una sensación muy extraña porque llegué y había un montón de ruido, gente animando y vi a Jaime que me decía, vamos, vamos, que esta genial, ¡has nadado en 20 minutos! No sentía los dedos de las manos ni de los pies… estaba congelada. La bici fue increíblemente bien, tuvimos aire de cara mucho tiempo pero como estaba permitido el drafting nos unimos a un grupo y tiramos. Nos íbamos hablando y animando, fue un recorrido llano y fácil.

La carrera a pie se acercaba, era nuestro fuerte, en especial para Jaime. La transición fue un poco desastrosa, no sentía los dedos de los pies, los tenía acartonados todavía por el agua. Bici, casco, cambio de gafas y ¡a correr! Recuerdo un momento malo durante la carrera pero en general disfrutamos, fuimos hablando un rato, hasta que llegados el km 8 Jaime se echó a reír…. Como podéis imaginar mi cara fue todo menos sonreír, yo estaba muerta y ¡él riéndose! Resulta que no se había quitado el dni de la zapatilla cuando se las puso y corrió tan pancho, decía que algo le molestaba pero que no le había dado mucha importancia…..en fin…. Este puede ser un ejemplo de la tranquilidad con la que corríamos… ¡Íbamos a pasarlo bien! Los últimos km los disfrutamos, siendo conscientes de que lo íbamos a acabar y cruzaríamos la meta juntos.

La llegada paso muy rápido, fue un momento genial, llegamos nos abrazamos y sabíamos que era el primero de muchos otros, el gusanillo ya estaba ahí metido. ¡Qué bien!

Lo mejor lo disfrutamos las horas siguientes, como siempre que haces algo que esperas con ganas, lo saboreas después, hablándolo, compartiéndolo… Fue una experiencia inolvidable. Tengo que agradecer a mi hermano lo mucho que me apoyó y la paciencia que tuvo al bajar el ritmo para que lo hiciéramos juntos. Fue muy bonito poder correr por Eugenia y poner nuestro pequeño grano de arena. Como ya he dicho es el primero de muchos, agradezco a todos los que habéis llegado hasta el final de todo este tostón que os he soltado, y espero que os anime a participar en nuestro reto:

http://www.migranodearena.org/…/56…/2-hermanos-2-triatlones/

2 Hermanos 2 Triatlones

Un abrazo
Cova G.

Preparando un nuevo reto

Hola a todos

¿Estais preparando la temporada? Se que sí, que más de uno me ha escrito contándome sus objetivos, entrenos, “locuras”… y proponiendome nuevos retos para este 2014/15. Desde aquí quiero desearos a todos mucho ánimo, tenemos un año por delante para hacer cumplir nuestras expectativas y nuestros sueños deportivos.

Como os comenté en el post anterior, nosotros estamos planificando la temporada y como punto de partida hemos marcado en rojo la carrera del Domingo 2 de Noviembre, la Solidaria del BBVA. Desde que comenzamos hace más de 2 años esta carrera es una de las fijas, con ella empezó todo, por eso tenemos mucho cariño a esta prueba.

Este año tenemos muchas más ganas (si cabe) que en años anteriores ya que, por primera vez, Paula ha decidido abandonar “la grada” y lanzarse a participar en un reto ¡como corredora!. Alguno/a que la conozca dira ¿como? ¿Te has vuelto loco Nacho?… NO!!!

Más o menos llevamos tres semanas entrenando, al principio alternando 1-2 minutos corriendo con otros andando, poco a poco ha ido aumentando el tiempo de carrera continua (reduciendo los Km andando) hasta el punto de poder hacer más de 4 km sin parar… ¡impresionante!

Es muy posible que no sea muy objetivo, y más teniendo en cuenta que soy su “compañero de fatigas”, pero yo que estoy viendo la evolución día a día de verdad que es increíble las ganas e la ilusión que está poniendo en cada entrenamiento, la fuerza de voluntad que muestra en cada uno de ellos y sobre todo la constancia, da igual el día que haya tenido, al acostar a las enanas me pregunta ¿Qué hacemos hoy? ¿correr, bici?. De verdad que estoy super orgulloso y, para que lo voy a negar, MUY sorprendido, ya que hasta hace tres semanas nunca había corrido y que el deporte no figuraba entre sus 1.000 primeras preferencias.

Se que a ella le da un poco de vergüenza contar sus entrenos y evoluciones pero a mí no, así que de aquí hasta el día de la carrera os iré contando como vamos con los entrenos. A día de hoy la idea es que participe en la de 5km pero al ritmo que va entrenando no descarto que se anime con los 10km e incluso que me gane!!!

Enhorabuena Paulita, sigue así ya verás lo impresionante que es participar en una carrera y la sensación de cruzar la meta!.

Un abrazo

NG

 

Historia de un Half

“Cuando no puedas correr…trota; cuando no puedas trotar…anda; cuando no puedas andar…coge el bastón, pero nunca te detengas! (Teresa de Calculta)”

Hola a todos

Creo que podría resumir la carrera del domingo en dos palabras

  • Vamosssss! Que fue el grito que se me escapó al acabar la carrera. Era un grito mezcla de liberación de muchas cosas: sufrimiento, presión, dolor… y de muchísima alegría y felicidad (y lágrimas, no voy negarlo entré en meta con lagrimones en los ojos).
  • Durísima Es la palabra que no dejaba de repetir nada más cruzar la meta, parecía un Zombie, sólo decía eso y daba abrazos a todo el mundo!

La historia comienza a las 5:45 a.m, hora en la que nos “despertamos” Charly (Mastín) y yo y comenzamos con los preparativos: desayuno, equipación… a las 6:30 habíamos quedado con el resto del equipo para dejar las cosas en la T2 y subir hasta la T1 donde la tarde anterior habíamos dejado las bicis. El día era inmejorable, buena temperatura y muchísimo ambiente… que ganas de empezar!

Natación

Una vez en la T1 comenzamos a preparar todo: Zapatillas, casco, dorsal, neopreno, ruedas… y comienzan los nervios, pero nervios de verdad, estaba temblando, iba y venía pero no sabía muy bien a donde ni a qué.

A las 7:50 comienzan los primeros avisos para que dejemos las cosas y nos preparemos. A las 7:55, aviso para los gorros naranjas (yo llevo azul, voy en el segundo turno), tienen que ir al agua, va a comenzar la prueba.

A las 8:00 suena la bocina… empieza el Extreme Man 2014! Gorros naranja nadando y los azules en el agua colocándose entre las dos boyas. A las 8:05 suena la bocina para los gorros azules… comienza mi primer Half

Cuando han transcurrido unos 50m (sí, sólo 50m) noto que algo no va bien, no puedo nadar, me cuesta mover los brazos, me entran arcadas… ¿Qué me pasa? Al principio pienso que es un corte de digestión pero no tiene sentido, he desayunado hace mucho tiempo, ¿Qué puede ser? Empiezo a preocuparme, soy incapaz de nadar, me da la sensación que me hundo, que me ahogo, sólo puedo nadar a braza… “Nacho, así no llegas” me digo, “Sólo llevas 100m y estas sufriendo, ¿Cómo vas a hacer la carrera?, ¿Lo dejamos?”. Suena increíble pero es así, no he llegado a la primera boya y mi mente me está pidiendo abandonar, y lo peor de todo es que no hago más que mirar a los socorristas para ver si me puedo retirar, sinceramente estaba asustado, nunca me había pasado algo así.

Sigo nadando a braza y comienzo a pensar en todo el mundo:

  • Pienso en Paula y en las niñas ¿Cómo me voy a retirar? Y si al final vienen a verme ¿Qué digo?
  • Pienso también en el equipo que Run4S que está nadando a mi lado ¿Voy a ser precisamente yo el primero que abandone el barco?
  • Pienso en todas las horas invertidas preparando esta prueba… ¿Tanto esfuerzo para 50m?

Esta historia no podía acabar así, estaba claro que al menos debía lucharlo un poco más, así que con esa idea y sin abandonar la braza comienzo a hacerme fuerte mentalmente, “Vamos Nacho, un brazo tras otro, como si estuvieras en la piscina”, “Vamos Nacho, poco a poco”… y así encaro la última recta de la primera vuelta y empiezo con el Crol, parece que esa sensación empieza a desaparecer y me reencuentro conmigo. A partir de ahí empieza de verdad el Half, las sensaciones son muy buenas, empiezo a coger velocidad y voy acercándome a las boyas… quedan 2, queda 1, última recta… ya estamos fuera del agua, a por la primera transición.

Voy andando hacia la bici, podría ir corriendo pero aún soy novato quitándome el Neopreno y tardo un poco más de lo normal. Llego a la bici, fuera Neopreno, me pongo el casco, dorsal, zapatillas y adelante!… Al llegar a la zona en la que me puedo subir veo a Carmen que me grita “Vamos Nacho, vas genial, sólo 2 del equipo han salido antes” … vamos!

Bicicleta

El día anterior habíamos ido en coche a reconocer el circuito y la sensación es de circuito duro, no había grandes rampas de subida pero era un continuo rompe-piernas.

La primera vuelta voy “muy fino”, muy buenas sensaciones, buena cadencia… disfrutando de la carrera y la carretera. Giro para encarar la vuelta, paso por el avituallamiento y me noto muy bien, cojo bebidas y plátano por si acaso. Ese regreso a Riaza se me hace un poco largo pero no me preocupa.

Comienza la segunda vuelta y en la primera rampa veo que empiezo a ir justito, el cuádriceps de la pierna izquierda empieza a hacer amago de subirse y para colmo me queda muy poca agua, vamos a tener que dosificar.

Para asegurarme un poco empiezo a meter un piñón menos del que creo que puedo llevar, tengo que reservarme, queda una vuelta entera y toda la carrera a pie. No puedo hacer grandes esfuerzos, cada vez que aprieto un poco más la pierna izquierda me dice “Ojo, aquí estoy yo”.

Vuelvo a pasar por el avituallamiento y esta vez si que busco de todo, necesito “gasolina” extra. Nos acercamos a la T2 pero aún nos queda un MURO, la rampa de entrada a Riaza se convierte en una maza. En condiciones normales quizá no sea tan dura pero llego MUY justo, queda un último esfuerzo pero no puedo forzar nada, un mal gesto y todo se puede ir al traste, el músculo está a punto de subirse… gracias a toda esa gente que estaba animando me creo que puedo, si puedo, ya está, ya es más llano ahora a la T2.

Carrera

Me bajo de la bici y el cansancio se hace notar, me duele todo pero hay que seguir. Esta T2 me la tomo con calma, los pies me duelen muchísimo y los músculos de las piernas aún están tocados. Me cambio las zapatillas, cambio de calcetines, me pongo vaselina en los pies (no quiero otro enemigo en las ampollas), me pongo la gorra, dorsal delante y… a correr!.

Los primeros pasos son para grabar, no puedo apoyar más que el dedo gordo!…. Afortunadamente tengo a Victor al lado que también está en la transición y se pone a animarme “Vamos Nacho, hay que seguir, no queda nada” lo que hace que me crezca un poco y me olvide del dolor, sólo nos quedan 21 km… SOLO!

Comienza la primera vuelta y mi cabeza empieza otra vez a buscar aliadas… “Nacho te quedan 4 vueltas, con estos dolores no vas a llegar” “Se te va a subir el músculo en cualquier momento, no vas a aguantar el dolor”… Según estaba pensando esto salgo de la plaza y me enfrento al primer problema, se me sube todo y lo peor es que cuando intento estirar un músculo se sube el de al lado ¿Qué hago? ¿Lo dejo? “Tranquilidad, para dejarlo siempre hay tiempo, vamos poco a poco, anda hasta que puedas correr y ya veremos”. Dicho y hecho, ando unos cuantos metros y cuando el dolor ha desaparecido empiezo a correr, y así entre andar y correr me acerco al final de la primera vuelta.

Nacho, sí no puedes, te quedan más de 15 km, has llegado hasta aquí pero las piernas ya no dan para más, estás al lado de la meta, ¿lo dejamos?” en esas estaba cuando al girar la curva que me lleva a la plaza… mi salvación, mi balón de oxígeno, la fuerza que me cambió la cara (a partir de ahí estuve sonriendo toda la carrera) y que me hizo llegar hasta el final… Al girar me encuentro a Paula, Adriana y Lucía junto con mi amiga María José y sus hij@s, QUE SUBIDÓN, sus gritos me dieron alas (Papá, Nacho, Papi…), ahora ya no podía fallar, tenía que entrar en meta con ellas de la mano, era su ilusión!

Las siguientes dos vueltas pasaron, la meta de cada una de ellas eran los avituallamientos, al dejar uno atrás ya estaba soñando con el siguiente y con volver a cruzarme con las niñas.

Al comenzar la última vuelta sabía que podía, sólo me quedaba una vuelta, había que volver a disfrutar, pensar en la entrada e intentar conseguir el reto doble, acabar y bajar de las 6h ¿Por qué no? Así que apreté los dientes y comencé a correr, un último esfuerzo, morir matando.

Cuando llegaba a la plaza vi a Paula a lo lejos, ya sabía lo que venía, al segundo 4 princesas se acercaron a mí corriendo y de la mano se pusieron a correr a mi lado… pero lo más increíble, lo que creo que empezó a sacar las lágrimas de los ojos es ver como las personas que estaban en la plaza en los bares al lado de meta, se ponían de pie y empezaban a aplaudirme al tiempo que el “Speaker” anunciaba mi entrada en meta, IMPRESIONANTE

IMG_7139[1]

De esta carrera me llevo muchas cosas, he aprendido dónde debo mejorar, cuando debo guardar, como se debe encarar una prueba así pero sobre todo he aprendido que la mente es un terrible enemigo cuando está en tu contra pero que es invencible si está de tu lado.

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo y cariño, especialmente a todo el equipo Run4S y a mis “animadoras” que hicieron posible que ayer me convirtiera en FINISHER!!

Un abrazo

NG